homepage WUPJ Abertura E-Mail WUPJ
 HOMEQUIEN SOMOSCONGREGACIONESEVENTOSPROYECTOSEDUCACIÓNCONTACTOSNEWSLETTERSLINKS 

   Educación

Fundamentos y Prácticas
   Mov. Reform. Contemp.
   Judaísmo Progresista
Revista Devarim
Biblioteca




Fundamentos y Prácticas


Movimiento Reformista Contemporáneo

Descargar el texto completo! PDF ANEXO

El movimiento sigue siendo fiel a sus principios originales de practicar el judaísmo en constante progreso y orientado hacia la justicia social. Judíos reformistas aceptan la ley judía, pero con énfasis en la autonomía moral de los individuos para decidir qué leyes tienen significado religioso para ellos.

En la actualidad el estudio de la Torá, del Talmud y de la Halajá se promueve como la fuente más importante de la tradición judía, con una mayor atención a las acciones sociales y éticas.

Es en este espíritu que ha vuelto a introducir en las últimas décadas, un conjunto de prácticas que antes se consideraban superados por clásicos Reformistas a Judíos, por ejemplo, la revalorización del hebreo como la lengua es compartida por todo el pueblo de Israel, ya sea en los servicios religiosa observancia del Shabat, y el cumplimiento a un cierto nivel, las leyes de kashrut.

El retorno a las prácticas tradicionales está siendo cada vez más estimulado por las instituciones educacionales y religiosas del movimiento reformista en los días actuales.

 

Judaísmo Progresista - Fundamentos

Descargar el texto completo! PDF ANEXO

Nuestro Lugar en el Mundo

El Judaísmo es una tradición antigua, pero viva, cuya contribución para la vida de la humanidad ha sido inmensa. Nuestra civilización religiosa judaica ha sido moldada de diferentes formas. El Judaísmo Progresista es la respuesta que nuestros profesores y nuestros enseñamientos encontraron para las ideas del mundo occidental moderno. Este tipo de influencia cruzada no constituye una experiencia inédita en la historia judía. Constituye, si, una constante y, en cada una de las épocas de la historia, garantizó la revitalización del judaísmo.

Muchos son los aspectos asustadores de la vida moderna: el menosprecio por la religión y por la tradición; el declive de la importancia de Dios y la mayor importancia dada a la humanidad. Todavía hay la fe ciega en la ciencia y en el conocimiento científico, juntamente con el abuso de la tecnología como instrumento de tortura y destrucción. Vivimos en una época de excesivo materialismo, de exploración ilimitada de los recursos humanos y naturales para fines solamente de lucro y de elevación de auto-interés a la categoría de principal determinante de los relacionamientos humanos.

topo de la página